Make your own free website on Tripod.com

RENUNCIA PRESIDENTE DE MICROSOFT PARA CREAR NUEVA EMPRESA INFORMATICA

Washington, 4 Abr (Notimex).- A un año de asumir el puesto, el
presidente y jefe de operaciones de la empresa informática
estadunidense Microsoft, Rick Belluzzo, renunció hoy a su cargo para
crear su propia empresa.

Belluzo dejaría su cargo en septiembre próximo para dedicarse a
organizar su propia compañía informática, pese al futuro prometedor
que analistas de Wall Street le presagiaron dentro de la empresa de
Bil Gates.

Belluzo se involucró en buena parte de los últimos proyectos de
Microsoft, entre ellos, el desarrollo de la consola de videojuegos
Xbox, el sistema de mensajes instantáneos MSN Messenger y el nuevo
servicio de televisión llamado Ultimate TV.

Belluzzo, quien fue ejecutivo de la empresa Hewlett-Packard por
23 años, ingresó a Microsoft en septiembre de 1999 y de manera rápida
escaló puestos en la empresa de "software" hasta ser designado
presidente en febrero del 2001.

El aún ejecutivo de Microsoft, de 48 años, también laboró en la
empresa Silicon Graphics, en donde consiguió ser director de la
compañía.

Por su parte, el gigante informático descartó que con la salida
de Belluzo se tenga contemplado contratar a otro ejecutivo para
suplir la vacante, ya que que transferirá muchas de sus
responsabilidades al actual director ejecutivo de Microsoft, Steve
Ballmer.

Bill Gates, el principal accionista de Microsoft y el hombre más
rico del mundo, según la revista Forbes, lamentó la renuncia de
Belluzo y reconoció su contribución a favor a la empresa durante el
desempeño de su cargo.

Con la renuncia de Belluzzo, las seis unidades de Microsoft
quedarán a cargo de la mano derecha de Gates, Steve Ballmer, y cada
departamento tendrá más responsabilidad por su desenvolvimiento
operativo y fiscal.

Analistas de Wall Street consideran que con la reorganización
que sufrirá Microsoft, el proceso para dividirla en múltiples
compañías podría ser más sencillo.

En la actualidad la empresa de Gates afronta una batalla legal
con el gobierno estadunidense por prácticas monopólicas, en la que
varios estados y empresas del país pugnan porque la compañía se
divida.

NTX/TMB/ZEA